sábado, 15 de diciembre de 2012

~

The scariest thing about distance is that you don't know whether they'll miss you or forget you.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Dear summer

Querido verano, devuélvenos las tardes llenas de calor, las risas a media tarde, los baños en las puestas de sol, los buenos momentos, los amores a primera vista, las tardes aburridas tomando el sol, las canciones pegadizas y la arena en los zapatos.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Sin embargo he perdido la cuenta de las lágrimas que he derramado tan solo por tus ojos verdes

Estoy sentada en la misma cama, con el mismo dibujo a mi izquierda, la misma memoria que perdona pero nunca olvida, mis mismas emociones y mi mismo carácter. La diferencia es que tú ya no eres parte de mi atmósfera. Fuiste tan solo oxígeno que pasó por mis pulmones. Y podríamos decir que ya me he librado de todo lo que te sobraba. Así que de nada. Alguien tenía que ser la primera persona en superarte.
"Aun busco una caracola para ponerla en mi oreja y escuchar tu risa perdiéndose por el océano"

viernes, 2 de noviembre de 2012

Por una princesa tienes que darlo todo, recuerda, es princesa.

sábado, 27 de octubre de 2012

-quanticloveforever-

Y llega un momento en el que en tu mirada no queda más que dolor, y que tu risa ya no suena tan vivaz como antes. Cuando te planteas si esta vez te costará tanto olvidar como la última, si ese malestar seguirá dentro de ti por mucho tiempo o no, o si todo eso por lo que luchaste mereció la pena o solo fue una pérdida de tiempo. Y te seré sincera al decirte que no sé qué hacer, ni sé quién soy. Que sigo perdida desde la primera vez que te vi llorar, y no me he vuelto encontrar. Que me cuesta estar sin ti, que no olvido, porque por más que lo intento, no lo consigo. Que cada nota que suena en el piano hace que me pierda más y el impulso de las lágrimas queriendo salir de mis llorosos ojos no es más que una costumbre a la que ya estoy más que habituada. Y aún recuerdo cuando me dijiste que no querías verme llorar, que harías lo imposible para verme siempre con una sonrisa en la boca. Pero nos lo han quitado, nos lo han quitado todo. Nos han quitado nuestro mundo, nuestra forma de vivir la vida, nuestra forma de caminar y saltar charcos, nuestra forma de reír, nuestra forma de echarnos de menos sin que fuese un delito, mi forma histérica de gritar y tu divertida forma de hacerme cosquillas, nuestra forma de querernos, por muy estúpida que pareciese. Quizás al final todo salga bien, o quizás no. Quizás nos riamos de esto, o quizás no. Quizás nos sentiremos obligados a decir adiós, o quizás no. Quizás seas tú el que me recoja las lágrimas la próxima vez, o quizás no. Pero quiero que sepas, que de todas formas, te quiero, y no sé si tiene importancia, pero mientras esté en mi mano, haré todo lo posible por no caer en el olvido.